Arquitectura sostenible

La madera: desafío para futuros arquitectos

27 de agosto 2018

Blog ciudad sostenible Concurso Corma Utem 01

Los doce años en que se ha desarrollado la Semana de la Madera, de Corma, nos han enseñado que este material es mucho más versátil de lo que tradicionalmente se creía. Por lo mismo, cada vez contamos con mayor desarrollo tecnológico para usarla en proyectos de arquitectura.

Ésa es el principal aprendizaje de muchos alumnos de diversas universidades del país, quienes este año participaron en el concurso de arquitectura organizado por Madera 21 para diseñar edificaciones multiprogramas y en altura con este material constructivo.

Andrés Cataldo, nuestro director general, es profesor de taller de arquitectura en la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM). Junto con el arquitecto y docente Javier Bize, en esta versión acompañó como guía a ocho alumnos que participaron en el concurso con Ciudad Aérea y Proyecto 102.

“Cuando Corma invita a las escuelas de arquitectura a diseñar proyectos de infraestructura urbana de seis u ocho pisos, obliga a los futuros arquitectos a pensar en la madera como un material que estructuralmente tiene la capacidad, es versátil y es sostenible”, asegura Andrés Cataldo.

Participar en el concurso permite es que los futuros profesionales visualicen el diseño con infraestructura en madera más allá de una vivienda tradicional, y eso es muy valioso porque abre perspectivas en el ejercicio del desarrollo profesional.

Blog ciudad sostenible Concurso Corma Utem 03

El concurso hace confluir las propuestas de alumnos de diversas universidades.

Versatilidad de la madera

En opinión de nuestro director general, en los talleres de arquitectura se trabaja muy ampliamente con materiales tradicionales, como el hormigón, el que suele asociarse a estructuras de gran envergadura. Esto relega a la madera a infraestructuras menores, como viviendas.

“Es necesario enfatizar en las nuevas tecnologías y en la flexibilidad de la madera, no sólo desde el desarrollo del proyecto, sino desde los materiales y los procesos constructivos. Así los estudiantes podrán entender a la madera como un elemento mucho más versátil, que ya no tiene las limitaciones estructurales de hace 10 años”, complementa.

El profesor Cataldo basa esta reflexión en la observación de lo ocurrido con sus propios alumnos a la hora de enfrentarse al concurso, quienes al principio visualizaban el proyecto desde una construcción tradicional en madera.

El concurso permite que los alumnos desarrollen otras habilidades: exponer ideas, capacidad de síntesis, manejo del estrés, el trabajo colaborativo y el cumplimiento de metas.

Sin embargo, descubrieron que había más posibilidades. “Los límites del uso de la madera están dados por el desarrollo de tecnologías y, principalmente, por la capacidad de creación. Una vez que se conocen experiencias internacionales y nuevos sistemas constructivos, por ejemplo, la perspectiva cambia completamente”, dice.

Por todo lo anterior, nuestro director general asegura que el concurso de Corma es muy importante, porque potencia una nueva forma de pensar en una arquitectura de calidad y al mismo tiempo sostenible, vinculada con las nuevas tecnologías.

Compartir

Chris Kreider Womens Jersey